Todoele.net

Teoría - Bibliografía
 Volver a la lista 
Autor 
Ribas, Rosa 
Título 
¿Me estás escuchando? El oyente en la enseñanza comunicativa de lenguas extranjeras 
Libro (en el caso de capítulos) - Revista (en el caso de artículos) 
Ideas, 4 
Enlace 
www.ideas-heilbronn.org/elements/artic/ID4-ribas.pdf 
Editor 
Universidad de Ciencias Aplicadas de Heilbronn (Alemania) 
Editorial   Lugar   Fecha   Páginas 
  Heilbronn  2007   
Categoría 
Didáctica, metodología 
Contenido 
Texto completoDocumento en pdf
Actualmente ya casi nadie pone en duda que las lenguas se aprenden para usarlas en la comunicación. En este punto parece existir un amplio consenso entre los docentes de lenguas extranjeras. El problema empieza cuando se constata lo que a veces se ofrece bajo el título “comunicativo”. Y lamentablemente, bastantes parecen creer que comunicar en la clase consiste simplemente en pedirle a los estudiantes que cuenten qué han hecho durante el fin de semana o en las vacaciones, o en preguntarles después de la lectura de un texto, qué opinan o piensan sobre éste o respecto a algún tema que aparece tratado en él. Estas cuestiones se plantean además frontalmente y en muchos casos la atención del docente está más concentrada en la corrección gramatical del estudiante que en el contenido de lo que éste pueda estar diciendo, por lo que, después de un pequeño monólogo, durante el cual el docente ha corregido quizás un par de participios mal formados o la terminación de algún adjetivo, el estudiante recibe como respuesta un “Ya. Sí, muy bien“. A lo que sigue un “¿Y qué piensas tú, fulanito/a?“. Con lo cual el primer estudiante deja de ser el centro de atención de todo el grupo de la clase, puede respirar aliviado porque ya cumplió con su tarea “comunicativa” y se dispone a escuchar la parrafada del próximo para ver si pesca algún error. El contenido, como bien ha mostrado el docente, es del todo irrelevante. Lo importante es producir frases.
Quizás se trate en este ejemplo de un caso extremo, y para algunos puede sonar casi caricaturesco, pero corresponde a la realidad de muchos docentes que se han subido al carro de “lo comunicativo” sin pasar por una reflexión sobre qué significa comunicar, no sólo en el aula, sino también en la vida cotidiana, en la propia lengua materna. En una situación comunicativa real a muy pocos se les ocurriría preguntar a alguien sobre un tema cualquiera para después dejarle de un modo tan descortés solo con sus palabras. 
Comentarios 
 
 Volver a la lista