Palabras del viernes

Materiales para la actividad

Objetivos 

Se trata de confeccionar una lista de palabras y expresiones fraseológicas que sean útiles para la vida diaria en un país hispanohablante. Se persigue, además, proporcionar un espacio en clase para desarrollar la capacidad de explicar conceptos en relación al uso social de los mismos en una comunidad determinada.

Desarrollo 

Cuando un estudiante inicia sus estudios de español en su país de origen, el vocabulario que se le suministra está más en relación con los textos y situaciones impostadas a los que se le enfrenta en clase que con sus necesidades reales a la hora de poner en marcha la lengua en un entorno hispanohablante. Así, es totalmente habitual encontrar alumnos que llegan a un país hispano conociendo palabras como estoque y que no son capaces de nombrar, en cambio, utensilios tan simples como un grifo. Por otro lado, la carencia en fraseología (un recurso tan común en el habla cotidiana) es siempre evidente, y aquella que se domina no siempre es compartida por la comunidad concreta en la que el alumno se halla inmerso.

Pregunta a tus alumnos el primer día de clase si consideran importante aprender vocabulario. Dirán que sí, por supuesto. Añade que tanto o más importante que aprender vocabulario es desarrollar la capacidad de explicar conceptos para los que no tenemos un nombre: recuérdales que todos hacemos esto cada día en nuestra propia lengua, porque nadie tiene una palabra en la cabeza para cada cosa que quiere decir. Diles que vas a proponerles un trabajo en el que no sólo aprenderán vocabulario, sino con el que se verán en la necesidad de explicarse en español.

Pregúntales ahora qué tipo de vocabulario han aprendido, cómo lo han aprendido, qué utilidad le encuentran ahora que están en un medio hispanohablante y qué creen que necesitan. Muéstrales el botoncito que hay en todas las clases para encender la luz y pregúntales cómo se llama: muy pocos sabrán que es un interruptor, y todos querrán saberlo, porque es algo que usan cada día (para la luz, la tele, el exprimidor...). Escribe la palabra en la pizarra. Plantéales ahora una propuesta: como no podía ser menos, vamos a aprender vocabulario controlado por el profesor a lo largo del curso, vocabulario que el profesor considera útil o que resultará útil para la realización de las actividades o lecturas que se llevarán a cabo durante el curso. Pero vamos a hacer algo más: vamos a permitir que los alumnos mismos decidan qué vocabulario quieren aprender para vivir cada día en un país hispanohablante, es más, en la determinada comunidad o ciudad hispanohablante en la que nos encontramos.

Para eso, plantéales una pregunta: «¿Aprendéis cada día alguna palabra nueva en la calle, viendo la tele, leyendo el periódico?» Te dirán que sí. «¿Cuando aprendéis esa palabra o expresión es porque buscáis en el diccionario por una letra al azar, o porque la necesitáis, porque os la ha explicado un amigo hispanohablante, porque la habéis entendido por el contexto en un anuncio, porque la usáis cada día en casa a la hora de comer?» Todos estarán de acuerdo: son palabras o expresiones que se aprenden porque se necesitan en la vida diaria. Pues bien, además de ese vocabulario controlado vamos a aprovechar lo que aprendemos día a día en la calle y vamos a compartirlo con los demás: si tú lo has necesitado hoy, es muy probable que cualquiera de tus compañeros pueda necesitarlo mañana. Vamos a hacer durante todo el curso una lista de vocabulario útil.

Cuéntales que el plan es el siguiente: cada persona anotará o recordará las palabras o expresiones más importantes que ha aprendido durante la semana, y dedicaremos un día a ponerlas en común, a compartirlas con los demás (en el caso de cursos intensivos, puede ser el viernes, para relajarse un poco; en el caso de cursos de mayor duración, se espaciará más). Ese día cada persona tendrá que explicar su palabra o expresión: qué significa, cuándo se usa, a qué registro pertenece, en qué contexto la aprendió. El objetivo es que el resto de la clase pueda entenderla y saber cómo usarla.

Nivel: 

Destinatarios: 

Destrezas 

Etiquetas