Anécdotas - Isabel López Casas

Va de animales

A final de curso, en un grupo inicial de español, comentábamos las dificultades de comprender "el español de la calle", y una chica me dijo que no entendía por qué a los niños pequeños le decian nombres de animales: "qué niño más mono...."
En otra ocasión, simulando un diálogo en una carnicería, una alumna inglesa, muy distinguida, de mediana edad, al hacer su petición al supuesto carnicero (que en este caso era un senegalés muy alto), le dijo: " Yo quiero una po...... muy grande". Reprimiéndome la risa, tuve que explicarle que no era conveniente usar "el femenino de POLLO"

  • comentarios
  • Sharecompartir